Archivo de la categoría: Recursos

Recensión del “Diccionario ilustrado de símbolos del nacionalismo vasco”

En el último número de Historia del Presente (nº 20, 2012) aparece una recensión escrita por un servidor sobre el más que interesante y recomendable libro:

-SANTIAGO DE PABLO, JOSÉ LUIS DE LA GRANJA, LUDGER MEES Y JESÚS CASQUETE (Coords.): Diccionario ilustrado de símbolos del nacionalismo vasco. Madrid, Tecnos, 2012, 899 pp.

He aquí el texto:

El nacionalismo (sea cual sea la patria en cuestión) apela directamente a las pasiones y los sentimientos del ciudadano: por ejemplo, la propia identidad territorial o, en sus casos extremos, el odio al «otro». Una de las claves de su fuerza radica en que dicha doctrina se basa esencialmente en lo irracional. O incluso en la fe. En otras palabras, más que convencer al individuo, procura conmoverlo. Del amplio catálogo de catalizadores que los movimientos nacionalistas emplean para conseguirlo hay uno que destaca por encima del resto: el símbolo. Se trata de una poderosa herramienta que sirve, entre otras cosas, para condensar ideologías, marcar la identidad del grupo, despertar las emociones del receptor e invitarle a la acción. Por consiguiente, con el fin último de profundizar en el funcionamiento de los patriotismos, parece recomendable que la historia política también se ocupe de estudiar sus iconos y representaciones.

Eso es precisamente lo que se ha pretendido hacer con el Diccionario ilustrado de símbolos del nacionalismo vasco, un amplio, riguroso y concienzudo análisis del universo simbólico de dicho movimiento desde sus orígenes hasta la actualidad. En él se disecciona el imaginario que comparte toda la cultura política abertzale (patriota vasca), así como los símbolos privativos de cada facción en que esta se divide (el PNV y el nacionalismo vasco radical), la genealogía de sus más importantes emblemas, sus modificaciones a lo largo del tiempo, la manipulación de la que han sido objeto, su instrumentalización política, etc.

Como se anuncia en el propio texto, nos encontramos ante una obra pionera en su género. Y, como tal, seguramente servirá de modelo para otras por venir centradas en distintos patriotismos. De igual manera, tal y como se reconoce en el estudio introductorio, Jesús Casquete tuvo la idea de desarrollar este monumental trabajo tras conocer otro similar, el Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo (Acantilado, Barcelona, 2003) de Rosa Sala Rose. A partir de entonces, y durante seis años, se puso en marcha un grupo de investigación de la Universidad del País Vasco formado por doce historiadores y científicos sociales coordinados por Santiago de Pablo, todos ellos expertos en la materia: el propio De Pablo, José Luis de la Granja, Ludger Mees, Jesús Casquete, Maitane Ostolaza, Leyre Arrieta, Coro Rubio, José María Tápiz, Virginia López de Maturana, Xosé Manoel Núñez Seixas, Iñaki Iriarte y Álvaro Baraibar.

Se trata, no cabe duda, de una obra coral harto ambiciosa. Por su originalidad y por el nivel de sus aportaciones, no hay duda de que el Diccionario está llamado a ser un libro de obligada referencia para los especialistas en la historia del abertzalismo. Además, no sufre de los defectos de los que habitualmente adolecen este tipo de manuales, ya que los autores han procurado hacer divulgación en el mejor sentido de la palabra. Así, aun con las inevitables diferencias entre unas y otras entradas, el Diccionario está escrito con amenidad, claridad y concisión. Está al alcance de cualquier lector, sin necesidad de que este tenga conocimientos previos sobre la cuestión. Por añadidura, tiene como objeto un tema de perenne actualidad, que sigue despertando el interés de la ciudadanía, ya sea por su eco mediático o porque algunos de los símbolos que aquí se estudian son omnipresentes en Euskadi (este mismo término, la ikurriña [la bandera bicrucífera], etc.), al habérselos transmitidos el PNV a la Comunidad Autónoma del País Vasco durante la Transición. En definitiva, este es un producto de calidad y atractivo. Y así lo ha valorado la editorial Tecnos, que publica el texto en una cuidadísima edición en la que abundan las ilustraciones a color.

En el Diccionario ilustrado de símbolos del nacionalismo vasco tienen cabida 53 voces, que se pueden consultar por separado, como capítulos independientes, ya que cada uno de estos textos es autónomo. Al mismo tiempo, todas las entradas remiten a otras, dando pie a un fascinante ejercicio de lectura múltiple. Cada voz tiene sus propias referencias, a las que hay que sumar una extensa bibliografía final que resultará muy útil a cualquier persona interesada en el pasado y el presente del nacionalismo vasco.

En este heterogéneo (pero coherente) conjunto podemos encontrar escudos y banderas (los de Navarra o la ikurriña), lugares de memoria (Guernica, Amaiur, Estella, Iparralde [el País Vasco francés], Sabin-Etxea, etc.), batallas (Arrigorriaga, Munguía o Roncesvalles), iconos (el roble o el arrano beltza [águila negra]), lemas como el aranista Jaun-Goikoa eta Lagi-Zarra (Dios y Ley Vieja o Fueros), fiestas y fechas conmemorativas (el Aberri Eguna [Día de la Patria Vasca], el Alderdi Eguna [Día del Partido], el Gudari Eguna [Día del Soldado Nacionalista Vasco], el 20 de noviembre o el 31 de julio), figuras históricas (el rey Sancho el Mayor de Navarra, San Ignacio de Loyola o el general Tomás de Zumalacárregui), políticos abertzales relevantes (Sabino Arana, Eli Gallastegui, José Antonio Aguirre, Manuel Irujo, Telesforo Monzón, etc.), dirigentes de ETA (Javier Etxebarrieta [Txabi] o José Miguel Beñaran [Argala]), canciones (Agur Jaunak o Eusko Gudariak), acontecimientos como el proceso de Burgos (1970) o incluso la (imaginada) némesis del movimiento nacionalista: España. También se presta atención a las mudanzas en la denominación del territorio vasco y a la pugna entre política y simbólica que todavía persiste entre distintos nombres: Vasconia, Provincias Vascongadas, País Vasco, Euskadi, Euskal Herria, etc.

Como asumen los propios autores, lo más discutible del Diccionario es la selección de las voces. Existe, como se ha dicho, una genérica (y muy sugestiva) entrada sobre España, pero, a mi juicio, y teniendo en cuenta su importancia para el imaginario abertzale, no hubiera estado de más un tratamiento específico sobre quienes han encarnado la crucial figura del enemigo de la causa patriótica. Entre estos contrasímbolos o símbolos negativos, que se han demostrado bastante eficaces para la facción extremista del nacionalismo vasco, podrían citarse a los maketos (inmigrantes), Madrid, las víctimas de ETA, las instituciones democráticas, la Guardia Civil, los partidos no nacionalistas, la lengua castellana, etc. También se echa de menos cierta atención a los políticos (abertzales heterodoxos o exabertzales) que han sido percibidos como traidores, el más destacado de los cuales fue Mario Onaindia. Para terminar, tampoco hubiera estado de más dedicar un mínimo espacio a Eduardo Moreno Bergaretxe (Pertur), figura emblemática de ETA político-militar y Euskadiko Ezkerra hasta 1982.

Ahora bien, estos reproches son tan discutibles como la propia opción que los autores han tomado, la cual sin duda ha sido largamente meditada, discutida y consensuada. De haber tenido que contentar las preferencias de sus más quisquillosos lectores, no estaríamos ante un Diccionario propiamente dicho, sino ante una enciclopedia. Este formato permitiría abarcar un abanico de símbolos más amplio, pero también habría impedido un análisis minucioso de los mismos, por lo que el presente libro habría perdido en profundidad, que es uno de sus puntos fuertes. Convengamos, por tanto, en que aquí se recogen los principales elementos del imaginario abertzale, los imprescindibles para comprender su pasado y su presente. En consecuencia, a partir de ahora resultará difícil escribir la historia de este movimiento sin bucear previamente en las páginas del magnífico Diccionario ilustrado de símbolos del nacionalismo vasco.

 

2 comentarios

Archivado bajo Nacionalismo, Opinión, Recursos

Recursos online para la historia reciente

Internet puede convertirse en una molesta fuente de distracciones para cualquier investigador. En mi caso, al redactar la tesis doctoral me di cuenta de que, debido a las redes sociales o a las búsquedas de ciertos datos concretos, acababa desconcentrándome y perdiendo un tiempo precioso. Al final, tuve que tomar la decisión de escribir en un ordenador sin conexión de red. Mano de santo, oigan.
Sin embargo, internet tiene mucho y bueno que ofrecer al historiador (y muchos peligros, claro, he ahí la siempre problemática wikipedia, sobre la que han escrito algunos colegas) sobre todo a aquellos que estudiamos las etapas más reciente del pasado. A veces, por puro desconocimiento, no utilizamos estos recursos. Pero deberíamos.

En este post me propongo incluir aquellas webs que he utilizado para realizar mi tesis doctoral, aunque espero ir aumentando la lista con aquellas que encuentre a partir de ahora o que otras personas me sugieran. Así que les doy las gracias de antemano si me dan cualquier idea. No se trata de blogs ni de páginas con actas de congresos o de revistas académicas, aunque muchas de ellas están ya digitalizadas y su consulta online nos puede ahorrar tiempo y esfuerzo (por ejemplo, buceando en Dialnet), sino otro tipo de recursos: hemerotecas y archivos digitales, sobre todo. Aquí van:

RECURSOS GENERALES

Base histórica de resultados electorales de España (Ministerio del Interior)

Archivo hemerográfico del Prof. Juan J. Linz (F. Juan March).

Hemeroteca ABC.

Hemeroteca La Vanguardia.

Hemeroteca El País.

Fundación Transición Española.

CIS.

NO-DO (RTVE).

Archivo de la Asociación para la recuperación de la memoria histórica del PTE.

Biblioteca virtual de prensa histórica (Ministerio de Educación).

Biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

RECURSOS ESPECÍFICOS SOBRE LA HISTORIA DEL PAÍS VASCO Y NAVARRA

Archivo de resultados electorales de Euskadi (Gobierno Vasco).

Elecciones en Navarra (Gobierno Foral de Navarra).

The Victims of ETA dataset (F. Juan March).

-Centro de Documentación e Investigación (Fundación Fernando Buesa Blanco Fundazioa).

Euskobarómetro.

Fondos documentales de Eusko Ikaskuntza (incluye archivo de Manuel de Irujo).

Enciclopedia Auñamendi.

Zoomrights.

Euskadi Sioux.

Fundación para la Libertad.

Fondos digitales de la Fundación Sancho el Sabio.

Biblioteca digital vasca.

Archivo oral Ahoa.

Centro de documentación del Concierto Económico y las Haciendas Forales (UPV-EHU).

-Archivo  de la Fundación Gregorio Ordóñez.

Imagen

Deja un comentario

Archivado bajo Historia, Recursos

¿Cómo escribir una tesis doctoral?

Cuando se empieza una tesis doctoral en Historia hasta el más avispado se encuentra, basicamente, perdido. La carrera puede servir para asentar ciertos conocimientos, determinadas habilidades e incluso para conferir las herramientas teóricas necesarias, pero, desde luego, en la facultad al estudiante no se le enseña a investigar. Ni a escribir correctamente, por supuesto. Y, por desgracia, no siempre se habitua a analizar, razonar, argumentar o sinterizar. A veces se limita a memorizar largos textos para luego verterlos en un examen, algo que unicamente sirve para ejercitar la memoria y demostrar la capacidad de rellenar folios a mano con rapidez. Para poco más. En realidad, el oficio del historiador, como otros muchos, se aprende con la práctica. O sea, haciendo. Pero siempre es útil hacerse con una guía que nos ayude a orientarnos y a evitar los típicos errores del doctorando novato. Por ejemplo, es recomendable, aunque no indispensable, consultar el libro ya clásico de Umberto Eco, Cómo se hace un tesis doctoral. Trasteando por internet se pueden encontrar otros sugerentes trabajos sobre esta cuestión, como este de la UNED, este otro de la Universidad de Navarra o incluso este último, de una universidad australiana. En ese sentido, el último número de la revista Rubrica Contemporánea, vol. 1, 2012, contiene un monográfico sobre técnicas y tácticas de escritura historiográfica más que interesante para doctorandos, pero también para cualquier historiador. Merece la pena. Actualización: no se pierdan la entrada sobre este tema en el blog de Laura Novelle ni esta Guía para la elaboración de artículos científicos, tesis, trabajos de investigación, citas bibliográficas y recursos electrónicos Imagen

2 comentarios

Archivado bajo Historia, Recursos

Los hispanistas y la historia de Euskadi

¿Qué se ha escrito sobre la historia del País Vasco fuera de España? Mucho y muy variado, y con muy diferentes calidades y propósitos. Desde obras imprescindibles escritas con rigor hasta pura propaganda, como fue el caso del libro de Mark Kurlansky (La historia vasca del mundo, 2000). Este periodista estadounidense afín al nacionalismo vasco radical fue capaz de combinar una descarada manipulación del pasado  (atendiendo a los parámetros de la narrativa del “conflicto” tan cara a la “izquiera abertzale“) con un llamativo éxito editorial solo explicable atendiendo a que lo que escribía estaba bien inventado. Pero no es lo único que se ha escrito sobre Euskadi. Hay mucho más.

Para separar el grano de la paja hace falta cierta orientación. Por suerte, en el año 2011 aparecieron sendos artículos académicos en los que se reflexionaba sobre esta cuestión, haciendo un repaso a la bibliografía existente, aunque más a la universitaria propiamente dicha que a la literatura histórica militante, que creo también merecería un serio estudio crítico. Si les interesa, pueden leerlos aquí:

-GRANJA, José Luis, PABLO, Santiago de y Mees, Ludger (2011): “La cuestión vasca en el hispanismo internacional”, Historia Contemporánea, nº 42, pp. 429-472.

-MILOSEVICH, Mira (2011): “Los hispanistas y el País Vasco”, Cuadernos FAES, pp. 157-171.

Imagen

1 comentario

Archivado bajo Historia, Recursos

Euzko Abertzale Laguntza – Ayuda Patriótica Vasca

Euzko abertzale laguntza - Ayuda Patriótica Vasca

Portada de la revista de marzo de 1969 de Ayuda Patriótica Vasca (Argentina), una asociación de apoyo a los presos nacionalistas vascos. Estaba investigando sobre otros temas, pero no he podido evitar quedar fascinado ante el oximorón que conforman la moderna imagen del astronauta y el vetusto mensaje del texto, que bebe directamente del antiespañolismo de Sabino Arana: no era la dictadura franquista la represora, sino el secular enemigo, o sea, España.

Este otro artículo, en la misma revista, pero  de abril de 1974, nos ayuda a comprender mejor al sector más intransigente del nacionalismo vasco, su narrativa de un secular conflicto étnico entre Euskadi y España y su insensibilidad hacia las víctimas del terrorismo.

Deja un comentario

3 enero, 2013 · 16:59

Grupo de Historia Contemporánea en el facebook

Hace más de un año, después de mucho buscar y no encontrar nada parecido, decidí crear en el facebook un rincón para la Historia Contemporánea: un “grupo abierto para cualquiera interesado en la Historia Contemporánea en su más amplio sentido”. Poco a poco, el sitio ha cobrado vida propia y ahora cuenta con más de 450 miembros (historiadores, profesores, lectores, etc.), algunos de los cuales son muy activos. Merece la pena visitarlo todos los días, porque siempre hay novedades interesantes.

He aquí el enlace.

Deja un comentario

3 enero, 2013 · 14:10