Cosas sueltas

Les recomiendo este artículo en el que el escritor Javier Marías hace pedagogía (de verdad) sobre un tema polémico: el pirateo de libros digitales. Se trata de un problema tremendo para los novelistas profesionales como él, cuyas alubias dependen de sus ventas. A los historiadores, en cambio, no nos afecta demasiado: más quisiéramos nosotros (al menos los de infantería, entre los que me cuento) que alguien nos piratease las obras. ¡Eso querría decir que nos leen!

Otro texto que hoy merece la pena leer es este de Leyre Iglesias en El Mundo sobre la propaganda internacional de Sortu. Espero que el Gobierno tome nota y haga algo al respecto de una vez.

Deja un comentario

Archivado bajo ETA, Personal, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s