Puede decirse, …

Puede decirse, por tanto, que al comienzo está el verbo. Lo que equivale a reconocer la paternidad de los legionarios de la palabra. Poetas, periodistas, historiadores y escritores son (…) heraldos del terror en cuanto artífices de los prolegómenos psicológicos de la violencia institucionalizada; son ellos los que ensalzan la identidad propia, fabrican al enemigo, lo rellenan de contenidos amenazadores y convencen a sus auditorios de que luchan por una causa tan justa que incorpora una clásula vitalicia de exoneración de conciencia.

ALONSO ZARZA, Martín (2006): «Relatos exclusivos, políticas excluyentes. El patrón de Oriente Próximo», Cuadernos Bakeaz, nº 74.

Deja un comentario

15 diciembre, 2013 · 17:26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s