Reseña de “Sangre, votos, manifestaciones” en “Studia Historica. Historia Contemporánea”

Escrita por Rafael Leonisio, aparece en el vol. 30 de esta revista de la Universidad de Salamanca. Aquí la tienen.

Y como no solo de historia vive el ser humano, les recomiendo el canal de youtube de esta joven violinista, donde pueden encontrar algunas joyas.

2 comentarios

Archivado bajo ETA, Historia, Recursos

2 Respuestas a “Reseña de “Sangre, votos, manifestaciones” en “Studia Historica. Historia Contemporánea”

  1. sixto camara

    Lei tu libro sobre Euskadiko ezkerra y disfruté mucho con su lectura. Acabó de empezar el de “Sangre,…” y me permito plantearte un par de observaciones sobre la introducción.
    1ª Planteais que los abertzales se presentaban a las elecciones pero luego no participar en las instituciones. creo que debiais matizar. Dado que en los ayuntamientos si que han participado (siempre que les han dejado) y a no ser que no los consideréis instituciones o democráticos creo que la premisa general no se cumple.
    2ª afirmáis que nunca han pactado con no nacionalistas.
    A) Elecciones municipales de 1979 (primeras de la democracia) los concejales de HB con Patxi zabaleta a la cabeza dan su voto para que Julian balduz del PSOE resulte elegido como alcalde y no salga un candidato de la derecha.
    B) pacto de estella o Lizarra a elegir. el pacto es firmado por Ezker Batua que (independientemente de la valoración política que se haga) nunca se ha calificado como fuerza nacionalista.

    • Estimado Sixto, muchas gracias por tus amables palabras y tus comentarios. Creo que en el libro sí que decimos que HB participó en la política municipal (y por algún tiempo en las instituciones forales navarras, por otro lado). Si no es así, mea culpa. Tampoco estoy seguro de haber utilizado el adverbio “nunca” respecto a sus pactos con no nacionalistas. En cualquier caso, el documento nuclear del Pacto de Estella lo firmaron ETA, el PNV y EA. Y el acuerdo en su globalidad era un pacto nacionalista. Las excepciones eran meramente testimoniales. Ezker Batua solo hacía de comparsa y, a esas alturas de la película, no era más que un satélite de Ibarretxe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s