De piratas

Tal día como hoy de 1828, nació Julio Verne, uno de los escritores que deberían formar parte de la educación de cualquier niño, si es que queremos que ese niño tenga imaginación y sueños. El astronauta ruso Yuri Gagarin dijo en una ocasión que se había decidido por tal fascinante profesión precisamente gracias a la obra de Verne. Personalmente, aunque había algunas de sus novelas que me parecían excesivamente frías, hubo una que me cautivó desde la primera vez que cayó en mis manos: Veinte mil leguas de viaje submarino. Recuerdo que, cuando era un adolescente y tenía un mal día (y los adolescentes suelen tenerlos muy a menudo), soñana con ser el capitán Nemo: “He roto con toda la sociedad por razones que solo yo tengo el derecho de apreciar. No estoy sometido por lo tanto a ninguna de sus leyes”. Desde luego, Nemo (“Nadie” en latín) era un furibundo libertario. A su particular manera, que incluía ir hundiendo barcos británicos, claro.

Precisamente hoy se cumple el décimo aniversario del asesinato de otro ácrata (a su manera, como casi todos los exeuskadikos): en el homenaje que Basta ya le tributó en Andoain ondeaban la ikurriña, las banderas española y europea, la de UGT y una enseña pirata. Se trataba de Joseba Pagazaurtundua Ruiz (más conocido como Joseba Pagaza, aunque hay que tener cuidado: en EIA-EE había otro Joseba Pagaza distinto que no tiene nada que ver con este). Pasó por las filas de ETApm, EIA y EE, siendo luego de los euskadikos que se unió a la convergencia PSE-EE en 1993. Sargento jefe de la Policía Municipal de Andoain, el nacionalismo vasco radical nunca le perdonó que hiciera (bien) su trabajo ni su compromiso cívico a favor de la democracia y la libertad. Como él mismo advirtió en varias cartas, todo parece indicar que determinados altos cargos de la Consejería de Interior del Gobierno vasco tampoco se preocuparon demasiado por su vida. Sufrió persecución y continuos ataques y, finalmente, el 8 de febrero de 2003 un pistolero de ETAm lo asesinó de cuatro disparos. Euskal Herritarrok, fuerza gobernante en el Ayuntamiento de Andoain, se negó a condenar el atentado. Hoy sus herederos de Sortu y EH Bildu prefieren pasar página. Pero es peligroso, muy peligroso, pasar página sin haberla leído con detenimiento antes. Sin aprender la lección.
PD: Hoy aparece en la revista El Cultural de El Mundo una reseña de nuestro libro Sangre, votos, manifestaciones escrita por el profesor Juan Avilés.

Imagen

3 comentarios

8 febrero, 2013 · 10:03

3 Respuestas a “De piratas

  1. Me quedo con tu última frase: “Pero es peligroso, muy peligroso, pasar página sin haberla leído con detenimiento antes. Sin aprender la lección.”

  2. Xabier

    Gracias, Gaizka, por la memoria. In memoriam.

  3. Juan

    En vuestro libro queda claro, como recuerda Avilés en su reseña, que la historia pudo ser diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s